Hablar es el primer paso para una buena salud mental.

La pandemia y el encierro alteran nuestra forma de convivir, y cuando se vuelven muy intensas o se prolongan en el tiempo, afectan nuestro bienestar, nuestro ánimo y nuestra salud mental.

Hoy te traemos consejos simples para que puedas mejorar tus relaciones en casa, compartir con tu familia, ayudarte a conservar la calma, y cuidar la salud mental de todos.

Compartir tiempo de calidad con tus hijos mejora las relaciones y la salud mental de todos, trata de dedicar un momento al día para compartir y conectar con tu hijo(a) escuchando algo que le interese, jugando algo que le guste, etc.
Ayuda a tus hijos a mantener contacto con los amigos y familiares que extrañan, a la distancia, como por videollamadas o llamando por teléfono.
Potencia las actividades que les han gustado a tus hijos durante la cuarentena, como ver películas, cocinar juntos o juegos en especifico.
Está bien si a ratos te sientes sobrepasado/a o cansado/a, a muchos/as nos ha pasado durante la pandemia. Es importante tener momentos para ti, descansar y recuperar energías. Conoce más consejos aquí.
Anima a tus hijos a buscar un medio para expresar sus emociones, como escribir, dibujar o a través de la música, y hazles saber que sus emociones son válidas y normales.
Contar con una rutina diaria que ordene las actividades de tu familia los ayudará a sentir mayor seguridad y confianza en tiempos de incertidumbre.
Como adulto puedes ayudar a tus hijos a identificar cómo se sienten y acompañarlos hasta que se sientan mejor, haciendo alguna actividad tranquila como salir a caminar.
Aprovecha instancias como la franja horaria o el pase de movilidad, para salir con tus hijos o despejarte en momentos de estrés, esto puede a ayudar a relajarse y despejarse.
Si el malestar emocional en tus hijos persiste por más de un mes o mucho tiempo y no disminuye, puede ser necesario buscar ayuda profesional.

CONSEJOS

NOTAS / ESTUDIOS